iraclio

Nota El Sol Ácrata: Compartimos una serie de artículos, extraídos de la página Verba Volant, los cuales dan cuenta de las luchas antifascistas contra la política anti-migratoria que se lleva cabo en esa región, donde los sectores vinculados al nacionalsocialismo han obtenido escaños políticos y figuración medíatica. De un lado y del otro del charco: ¡Contra el fascismo y la xenofobia! (Imagen de referencia) 


Atenas, 16 de abril de 2016: Marcha al centro de detención de inmigrantes de Elinikó

A mediados de marzo de 2016, en los centros de detención de Elinikó, Atenas, R.D., una inmigrante de Irán, estaba sangrando. Pidió ayuda médica a los guardias, haciéndoles saber su situación. Ellos pusieron en duda tanto su estado de embarazada como el estado grave de la hemorragia. Cuando al final fue trasladada al hospital, el médico que la atendió se dio cuenta de que había perdido el niño y que tenía que haberse trasladado antes al hospital. Además de su libertad, con una decisión que tomaron los maderos, R.D. se privó del derecho a estar embarazada, del derecho a la auto-gestión de su cuerpo.

El orificio negro de los centros de detención de Elinikó tiene un historial de incidentes semejantes muy largo. En julio de 2011 en estos centros de detención falleció “bajo circunstancias indeterminadas” el 27añero Baber Jan, a pesar de que era conocido de que estaba enfermo y necesitaba atención médica. Incidentes semejantes han ocurrido y siguen ocurriendo en todos los centros de detención. Todo eso es la culminación de la vida insoportable de los y las inmigrantes en los centros de detención, viéndose obligados a vivir en celdas sucias, a comer una comida horrorosa, sin calefacción y agua caliente, sin contacto con el mundo exterior y apoyo psicológico.

Las inmigrantes que resisten a estas condiciones se enfrentan a la represión brutal y la venganza del aparato estatal. Sanaa Talemp, la inmigrante que se resistió a su deportación violenta y procedió a una huelga de hambre junto con otras detenidas en el mismo centro de detención, protestando por las condiciones de detención en Elinikó, será juzgada el 31 de mayo, acusada de desobediencia y de causar daño a propiedad ajena. A su detención se le dio una prórroga y va a estar doce meses detenida, sin que haya indicios que será dejada en libertad.

Los centros de detención, estos lugares en los que son torturados, maltratados y asesinados inmigrantes, no sólo no se han cerrado, sino que van aumentando. Ya los hot spots en las islas del Egeo de han convertido en centros de detención de acceso restringido. El futuro que tiene reservado el Estado griego a los y las que no tengan papeles pasa por estos orificios negros. ¡Este futuro no será para nosotros!

Marcha al centro de detención de Elinikó, Atenas: sábado 16 de abril de 2016.

Solidarios/as con los inmigrantes reclusos

El texto en griego, portugués.


Atenas, 16 de abril del 2016: Información sobre la lucha de las reclusas en el centro de detención de Elinikó

2019a0edb6e34094087289cfa1d8da32Diez reclusas en el centro de detención de Elinikó, Atenas, están en huelga de hambre desde el 13 de abril. La huelga de hambre fue comenzada por 47 mujeres inmigrantes. Desde el inicio de la huelga de hambre, los guardias de la cárcel, obviamente cumpliendo con las órdenes de sus superiores, les han prohibido salir al patio del centro de detención.

En el texto en el cual hacían público el inicio de la huelga de hambre decían: “Somos las mujeres del centro de detención de Elinikó. Escribimos esto para vosotros para haceros saber cuan cansadas y tristes estamos. Somos 47 las que hemos iniciado la huelga de hambre y no queremos comer, porque no sabemos qué nos puede pasar. Algunas de nosotros llevamos un año aquí, otras once meses, otras siete, seis, cinco, cuatro, e.tc. La mayoría de nosotras llevamos muchos años viviendo aquí, en el país, y afuera nos están esperando nuestros trabajos, nuestros maridos e hijos. Por eso, rogamos por nuestra libertad. Si hay algo que vosotros, humanos, podéis hacer para ayudarnos a liberarnos, seremos muy felices. Gracias”.

El sábado 16 de abril se realizó una marcha al centro de detención de Elinikó, en solidaridad con las presas(fotos).  En la marcha participaron unas 300 personas, miembros de varias colectividades, así como gente solidaria que no pertenece a alguna colectividad. Los manifestantes gritaron lemas, repartieron panfletos y tiraron volantes en las calles de los barrios del sur de Atenas por los cuales pasó la marcha. Al llegar la marcha fuera del centro de detención, las voces de los manifestantes se juntaron con las de las reclusas que estaban gritando lemas por su libertad. Cuatro de las manifestantes entraron en el centro de detención y hablaron con las reclusas luchadoras.

R.D., la inmigrante que mientras estaba embarazada y estaba sangrando no fue trasladada a un hospital y perdió su niño, aún está presa. Sanae Taleb, la inmigrante que se resistió a la tentativa de su deportación, también está presa desde hace un año. Va a estar reclusa por lo menos otros seis meses. Su juicio es el 31 de mayo.

El domingo 17 de abril se celebrará una asamblea para determinar la continuación de las acciones de solidaridad con las reclusas en el centro de detención de Elinikó.

Εl texto en portugués.


Petrálona, Atenas, 23 de abril: Marcha antifascista

0bf442b2ebfa625e25730beb4aa6c963Sigue el texto del cartel-llamamiento a una marcha antifascista el sábado 23 de abril de 2016, en el barrio de Petrálona.

El fascista Rupakiás, miembro de Aurora Dorada y asesino de Pavlos Fyssas, se ha asentado en el barrio de Tavros (c/ Thrakis, 4), donde vive vigilado por maderos.

En nuestro barrio no caben fascistas.

La guerra contra el fascismo sigue porque algunos le ofrecen períodos de paz.

Ninguna tregua, ninguna ilusión falsa institucional. Sólo la acción de clase subversiva de los de abajo aplastará a los fascistas, el odio racista y las ideas fascistas.

Estamos edificando comunidades de lucha contra cualquier discriminación de sexo, religiosa, de raza o nacional. Nativos e inmigrantes luchamos en común contra el fascismo y el capitalismo que lo engendra y lo alimenta.

Marcha antifascista: Sábado 23 de abril, estación de metro de Petrálona, a las 12:00h.

Trabajadores/Habitantes de Tavros, Asamblea abierta de habitantes de Petrálona, Thissío y Kukaki

El texto en griego.


Atenas, 22 de abril de 2016: Manifestación antifascista contra la política antimigratoria  

42badcfca1a9b288019aa1e47dc49932-214x300Cómo se organiza el Estado griego, “fatigado” y “desgaciado”, en la crisis causada por la cuestión migratoria? Entre las vallas de las fronteras, los y las inmigrantes se desplazan en una red de centros de reclusión formales o no, bajo la vigilancia y la planificación del Ejército. El coste de la reproducción de una gran parte de la clase obrera multinacional es determinada por los maderos y los militares: Entre la supervivencia y la órden pública, entre las ONGs y las mafias griegas.

Desde Idomeni hasta el Pireo, el Estado griego se está convirtiendo en un enorme campo de concentración. A algunos les gusta la idea, porque el Ejército debe y puede llevar a cabo esta tarea correctamente. Algunos lucran y montan negocios en los hot spots y los campos de concentración. Los fascistas se aproximan a las autoridades municipales y a los habitantes racistas. Dinero, militarismo y a callar: La gestión militar de los obreros inmigrantes es un asunto nacional.

En las manifestaciones y marchas, desde Sjistó hasta el centro de la ciudad, en las sentadas, en sus negativas diarias, los inmigrantes se oponen a la intransigencia de los Estados occidentales y de sus alianzas sociales. Contra una vida que está al borde de la reproducción y el exterminio. Contra nuestros enemigos comunes. Contra las personas, y las relaciones y los intereses que las marcan y nos marcan a nosotros como lo que realmente somos: La clase obrera multinacional.

El Estado está construyendo cuarteles (campos de concentración). Elegimos bando. O con los Estados y los fasicstas, o con el proletariado multinacional.

Manifestación antifascista, Plaza de América, Atenas, viernes 22 de abril de 2016, a las 18:30h.

El texto en griego.