protestas-5-apLa “Carta a la juventud manifestante de Francia” fue redactada por la colectividad “Attack al desempleo y la precariedad”. La colectividad envió el texto de la carta a una serie de colectividades, llamándolas a firmarla. En el momento en que se acabó su traducción al castellano, el texto de la carta ha sido firmado por nueve colectividades.


Jóvenes de Francia,

Vuestras movilizaciones constituyen un faro para toda la juventud de Europa, la cual se ve afectada por la ofensiva de los gobiernos reaccionarios, de la Unión Europea, de las instituciones a nivel mundial como el Fondo Monetario Internacional, de los bancos y de las multinacionales.

Con esta carta no queremos adularos. Queremos expresaros nuestra plena solidaridad internacionalista. Queremos aprender de vuestras luchas, y coordinar nuestros pasos con los vuestros.

Al igual que vosotros, nosotros también estamos confrontando un régimen de desempleo y de trabajo “flexible” permanente. Nuestra juventud está siendo empujada a la emigración, en búsqueda de una vida mejor. Muchos de nosotros vivimos en casa de nuestros padres, a pesar de ser mayores, ya que no somos capaces de sustentarnos, de divertirnos, de educarnos, de enamorarnos, de vivir. La juventud es el conejo de Indias de su política. Al mismo tiempo que tratan de aprovecharse al máximo de nuestras competencias, enormes segmentos de la juventud confrontan la pesadilla del desempleo, de la eliminación de nuestras competencias (capacidades) y de nuestra creatividad. La ley El Khomri es plenamente concordante con los objetivos de esta política, y nos recuerda las medidas que han tomado en Grecia los gobiernos durante todos estos años de la crisis. Nos recuerda que la ofensiva es común, independientemente de las diferentes velocidades que pueda tener. Y si hoy vosotros estáis en el punto de mira, próximamente lo estaremos nosotros.

Jóvenes de Francia,

Vuestras luchas gozan de nuestra admiración por una razón más. Hacen caso omiso de la ley marcial y el estado de emergencia que están tratando de imponer la Unión Europea y el gobierno Hollande en Francia tras los atentados en París y en Bruselas. Esto es sumamente importante, ya que pone de relieve de la manera más ilustrativa que los pueblos, y sobre todo la juventud, no pueden ser aterrorizados por la represión brutal y el régimen del temor. Mientras en Grecia y en toda Europa se van levantando muros frente a los parias que desarraigaron de sus hogares la Unión Europea, EE.UU y los gobiernos, nuestro pueblo está en primera línea y se solidariza plenamente con los refugiados. De esta manera no le vamos a permitir al primer ministro griego Tsipras a engañarnos. No consentiremos que prevalezca el temor a los “extranjeros”, el veneno fascista y el pánico. De esta manera permanecemos en alerta para confrontar las medidas crueles que nos está preparando, junto con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Esta situación lúgubre no se acaba tomando cada uno su camino, y con la esperanza de ascender pisando sobre los cadáveres de los demás. Al contrario, se acaba con nuestras luchas comunes. No nos vamos a olvidar de que hace diez años fueron vuestras movilizaciones contra el Contrato de Primer Empleo las que inspiraron al movimiento juvenil en Grecia. Desde el gran movimiento estudiantil de 2006-2007 y la revuelta de diciembre de 2008, hasta la insurrección obrera de 2010-2012 y el “no” masivo de la juventud en el referéndum, la juventud griega ha demostrado que cuando lo quiere puede alcanzar sus objetivos. Durante todo este tiempo nos hemos percatado de que las luchas tienen que tener una meta concreta, contenido y progreso (avance), para poder ser realmente victoriosas y allanar el camino al cambio social total.

Estas metas han de ser el derrocamiento de sus pretensiones de convertirnos en la juventud del desempleo y la precariedad, en la generación sin futuro. A pesar de lo que sostienen los partidos políticos y los mass media, podemos trabajar todos cobrando un sueldo satisfactorio. Podemos estar todos asegurados. Podemos tener condiciones laborales fijas y humanas. Basta con que paguen los patrones. Y no van a pagar con plegarias. Van a pagar cuando nos vean decididos a quitárselo todo.

Nuestras luchas, pues, han de volverse contra los que promueven esta política. La Unión Europea ha mostrado su rostro más bárbaro. No tiene el menor escrúpulo en ahogar a niños en el mar Egeo. ¿Por qué dudar en disolvernos? Tanto el gobierno francés como el gobierno griego se muestran conformes con estas pretensiones, y tienen que pagar. Y pagarán marchándose de una vez por todas.

Las decisiones sobre las acciones tienen que ser tomadas por los órganos del movimiento, y estas acciones tienen que volverse contra las burocracias sindicales que se han aliado con los gobiernos. Nos entusiasmamos al veros poner de lado a las burocracias sindicales que querían una protesta de un día el 31 de marzo, e imponer vuestras movilizaciones continuas. Nos entusiasmamos al veros insistir en la retirada de la propuesta de ley El Khomri, y no simplemente en su modificación y en el debate sobre algunas de sus cláusulas, como querían las burocracias sindicales. Nos entusiasmamos al ver a personas oprimidas saliendo a la calle masivamente en las movilizaciones en las que participaron millones de personas.

Nuestra lucha debe tener duración y caracterizarse por insistencia, hasta la victoria final. Justo porque no somos partidarios de la lógica de los movimientos simbólicos, nuestras luchas se ven completadas sólo cuando nos dan lo que reclamamos. Así que escalonamos la lucha hasta derrocarlos a ellos y a su política. Escalonamos la lucha con movilizaciones combativas en su forma y en su contenido, hasta imponer nuestra causa. Llamamos a todos los emigrantes griegos en Francia a participar activamente en esta lucha.

Jóvenes de Francia,

Creemos que vosotros no sólo cumplís con los criterios mencionados anteriormente, sino que se los enseñáis a los jóvenes europeos. Para nosotros es importante que vuestra lucha salga victoriosa, porque la consideramos nuestra lucha. ¡(La victoria) será la prueba de que nuestros rivales no son invencibles! Será el pistoletazo para una insurrección internacionalista de la juventud en toda Europa.

Gracias por recordarnos que nada se ha acabado. Queremos que estéis seguros de que vienen (siguen) nuestros días. Serán unos días en los que la juventud de Grecia y de Europa mostrará su fuerza, su combatividad, su insistencia por vivir un futuro mejor. Serán unos días en los que todos los que quieren que vivamos dóciles van a pagar por la miseria en que vivimos. Por los refugiados ahogados en el Egeo, por los desempleados que buscan trabajo para sobrevivir, por todos aquellos que trabajan por unas migajas, por todos. Y en aquellos días vamos a comenzar a construir nuestra sociedad sin explotación, sin pobreza, sin guerras y sin racismo.

Estos días en Grecia estamos dando nuestra lucha. Nuestro objetivo principal es anular la presentación de la propuesta de ley contra la seguridad social por el ministro Katrúgalos, así como del todas las medidas que está preparando el gobierno, junto con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Estamos dando esta lucha así que el gobierno de los partidos Syriza y Anel no se atreva nunca a presentar su ley El Khomri cuando termine la evaluación. Estamos dando esta lucha con entusiasmo y si tener miedo, teniendo siempre en cuenta el lema que pintasteis vosotros en las paredes de las ciudades de Francia: “La situación es excelente. ¿Dónde vamos a esparcir las cenizas del viejo mundo?” ¡Hasta la victoria!

Saludos de compañerismo,

Attack al desempleo y la precariedad

El texto en griego, francés.