imagesNota El Sol Ácrata: Se conoce como neoextractivismo al modelo de desarrollo económico adoptado por los llamados “gobiernos progresistas latinoamericanos”, cuyos antecedentes se encuentran en el extractivismo clásico. Al igual que este se basa en la explotación ilimitada de los recursos naturales, difiriendo solamente en el papel que asume el Estado en el proceso productivo, desempeñando un rol más protagónico que en el modelo convencional, ya sea a través de empresas estatales u otros mecanismos de regulación y/o intervención, con la intención de obtener recursos para la ejecución de programas sociales que permitan la legitimidad de estos gobiernos. Sin duda, Bolivia es un caso paradigmático de esto, pues la devastación de los territorios en esa región deja en evidencia la inminente contradicción entre el modelo del “Vivir Bien” y el saqueo de los recursos y sus nefastas consecuencias ecológicas y sociales en las comunidades. A continuación compartimos un compilado de videos informativos sobre estos conflictos en la región boliviana. 

Video 1: “Vivir Bien: ¿Un paradigma civilizatorio no capitalista?”
(Silvia Rivera Cusiqanqui, 2015)

“A medida que nos vamos acercando a formas dominantes de nombrar el mundo, la abstracción parece sustituir a la pluralidad. Y exactamente eso ha pasado con la noción del “buen vivir”. En el momento en que se eleva desde las prácticas concretas y cotidianas, desde las nociones de lo común generadas por comunidades concretas, histórica, geográficamente situadas y se vuelven política pública sus contenidos pueden ser llenados de cualquier manera (…). Yo diría que no solo se la ha vaciado la palabra sino que se la ha llenado con contenidos espúreos, con contenidos de contrabando como eso de decir: “hay que hacer megaminería para el buen vivir”.

 Video 2: “Un minuto por el Beni”

El gobierno boliviano estudia construir una represa en el Angosto del Bala que inundaría parte del Parque Nacional Madidi, la Reserva de la Biosfera Pilón Lajas y decenas de comunidades indígenas. El documento visual que les dirá un montón de terroríficas obviedades respecto al proyecto ecocida y etnocida de la represa hidroeléctrica El Bala en la Amazonía de Bolivia, energía destinada a su venta en Brasil:
Hace al menos 30 años expertos, científicos, población potencialmente afectada y ambientalistas sostienen que la construcción de la hidroeléctrica es inviable técnica, ambiental y económicamente.
El área inundada de 200.000 hectáreas (2.000 kilómetros cuadrados) arrasará las tierras de indígenas tacanas, chimanés y mosetenes, implica el desplazamiento de miles de personas, junto a afectadxs colonos quechuas y aymaras: 6.216 habitantes (1.357 indígenas y 4.859 colonos).
El Consejo Regional Tsiman Mosetén (CRTMA) no ha sido informado ni consultado sobre el proyecto El Bala, pese a que el gobierno acaba de firmar un contrato con una empresa italiana para estudios de factibilidad.
El costo socioambiental para el Parque Nacional Madidi y la Reserva Biológica y Tierra Comunitaria de origen (TCO) Pilón Lajas será irreparable e irreversible.

Video 3: “Comunidad guaraní reprimida en Bolivia”
(Agosto, 2015)

En Bolivia, el martes 18 de agosto el gobierno de Evo Morales dio la orden de intervenir violentamente el bloqueo de camino realizado por indígenas guaraníes que exigen consulta previa, ante cuatro Decretos Supremos firmamos por Evo Morales que permite exploración y explotación petrolera en sus territorios. La policía no solo desbloqueó la carretera internacional que une Bolivia con Argentina a la altura de Camiri, también asaltó la comunidad Yateirenda, usaron media tonelada de gases químicos contra mujeres, niñas, niños, ancianos y ancianas, los persiguieron, golpearon, torturaron y arrestaron. El saldo fue 27 indígenas guaraníes detenidxs, dos mujeres, además de 4 menores de edad.

Video 4: “Antes que se tire la sal”
(México, 2016) 

Este documental se realizó debido a la relevancia de retratar el contexto social, cultural y ecológico del salar de Uyuni, ya que este patrimonio mundial peligra a la víspera de su transformación por la explotación del litio. El Litio es un mineral cada vez más valioso para numerosas industrias de alta tecnología. La reserva más grande de Litio en el mundo se encuentra debajo del Salar de Uyuni, ante la crisis mundial del petróleo y la ahora reconocida estrategia de los Estados Unidos en el discurso del Presidente Barack Obama, de explorar “fuentes alternativas” de energía, volviendo a Bolivia el centro de las miradas mundiales en la competencia por la posesión y el poder de estos recursos.

Web del proyecto: http://www.idea.me/proyectos/292/antesdequesetirelasal

Video 5: “Las rutas del oro”
(Perú, 2015)

El documental que nos muestra los caminos que sigue el comercio ilegal de oro amazónico en el Perú, Bolivia y Brasil. La delicada situación de Bolivia con respecto a la minería ilegal se agrava luego de que un dirigente comunal denunciara que efectivos militares armados explotan oro de manera ilegal en el río Solacama desde junio de 2014, y en las zonas de Chulumani e Irupana (departamento de La Paz) existe maquinaria pesada sin autorización ni licencia ambiental. Las actividades extractivas ilegales en estas localidades habrían contaminado seriamente el río Solacama.

También las cooperativas mineras han sido centro de serios cuestionamientos últimamente. Algunas modalidades de trabajo en estas agrupaciones son por lo menos controversiales. Un estudio del Cedib destaca un modo de operar que reparte las ganancias entre el peón y el socio de la cooperativa: 60% para el minero que trabaja en los zocavones y 40% para el cooperativista.

Una investigación publicada por la revista Petropress reveló que instancias del Gobierno boliviano otorgaron derechos de explotación a mineros que “no cumplían la normativa ambiental, laboral ni los propios procedimientos legales del sector minero”. Se trata de 81 concesiones otorgadas en la cuenca del río Suches, fronterizo con Perú. El estudio realizado por Arturo Revollo y Oscar Campanini destaca que el 65% de estas concesiones fueron cedidas entre 2010 y 2014. Este crecimiento de la actividad minera fue alentado por el carácter fronterizo de la zona, que a la vez promueve el contrabando. Esta zona de la cuenca del río Suches, afluente del Titicaca, tiene reservas de grava aurífera que constituyen un volumen de 13 millones de metros cúbicos, una gran parte de la producción de oro del departamento de La Paz.

Web del proyecto: http://www.lasrutasdeloro.com