Anónima

NOTA del Sol Ácrata: Esperamos que el siguiente texto que nos han mandado al mail, se mire con críticas correspondientes y con altura de miras ya que estamos legos de generar polémicas y menos farandulerias dentro del anarquismo.

cra

Hoy comienzo a escribir estas líneas tras sorprenderme con tres comentarios bastante desagradables y misóginos –a mi ojos, explicaré por qué-, estas situaciones puntuales nos plantean una y otra vez la relación existente entre feminismo y clase dentro del anarquismo. No queda mal recordar que es el anarquismo que a fines del siglo XIX en Chile es el primer pensamiento revolucionario en situar la discusión relacionada con la liberación de la mujer (debate que hoy en día, ante los avances de la teoría feminista nos podrían parecer bastante básicos, pero que a mis ojos demuestra la potencialidad del anarquismo y claramente por lo cual adscribo a este).

Hegemonizar el feminismo a las minorías sexuales: Los “hombres” en la lucha feminista.

Los espacios que se plantean como temática central el feminismo muchas veces están integrados por personas que están directamente oprimides por el patriarcado, la heteronorma o el machismo. A mis ojos es obvio por qué esta composición, esta lucha atañe más a quiénes son los discriminados, violentados día a día por estas opresiones. Así como lxs negrxs, indixs, lxs árabes combaten la cosificación que ejerce el racismo y el colonialismo en sus vidas o como lxs pobres, trabajadorxs dan cara a la explotación económica que les impone una clase económica. Sin embargo, ¿cómo enfrentan los hombres su posicionamiento en esta lucha?, ¿les corresponde?, ¿les atañe?, ¿son fundamentales? Considerando que los diferentes niveles de opresión (especismo, racismo, clase, machismo u otro) afectan a diferentes grupos de la sociedad y asumiendo que las seres humanas nos relacionamos entre nosotres y configuramos contextos complejos podemos establecer que los hombres sí se relacionan con el patriarcado y en consecuencia con el machismo, pero que claramente ellos no son los más violentados por este, pues su posición es de privilegio ante cualquier mujer del planeta en cualquier lugar del mundo (asumiendo que hay una hegemonía de sociedades patriarcales en el mundo y que la matriarcales que quedan están en extinción producto de la colonización). En este sentido, creo que recurrentemente ante esta situación de privilegio pueden existir dos posiciones, una es la victimización ante la tensión que genera el saber que eres privilegiado, tratando de llevar la discusión al punto que el machismo también te “afecta” como decía la foto que subió biblioteca aukan y que más abajo está, la cual ha tenido una difusión generalizada; o segundo es la posición que niega de frentón cualquier autoconciencia de sujeto privilegiado llevando a tal punto la discusión que recurrentemente niega la lucha feminista, supeditando todo a la lucha de clases tal como lo decía el CRA, pues para ellos una diputada que es violentada por su pareja es un acto avalado y hasta es una buena noticia para los “antiautoritarios”1. Creo que ninguna de las dos posiciones anteriores son producentes, ambas resultan infructíferas para la discusión, la primera intentando adueñarse de una lucha que no es la que más le afecta a los hombres, por tanto produce incomodidad entre les miembres de la lucha feminista, es como si lxs blancxs se convirtieran en lxs portavoces de la lucha por los derechos civiles de los negros en Gringolandia o los ricos tomaran la palabra por los pobres en la revolución española, creo que lo anterior es similar a lo que lxs troskxs tienen con su síndrome de abajismo. No son capaces de asumirse como opresores y dar el salto a la negación de esta situación sino más bien estancarse y alabar al obrero. La segunda es más imprudente aún pues esta pone en duda los límites del anarquismo y los anarquistas –por sobre todo, a los hombres-, quienes supuestamente buscan: hasta que no queden jaulas abiertas, hasta que todes seamos libres, contra cualquier forma de dominación. Así, estos tipos no son capaces de congeniar diferentes contextos, luchas, vidas de personas que son oprimides. Entonces, ¿hasta qué punto vamos por todos les oprimides y explotades?, ¿Hasta que nos topamos con una mujer rica que sufre violencia patriarcal, o con un hombre, adinerado y gordo que tiene que someterse a la estética patriarcal gordofóbica? Cómo nos explicamos que kropotkin haya sido príncipe y aun así abalara una lucha que podría afectar a sus propios privilegios? Para mi ahí está la salida, en no desconocer de frentón el privilegio, en ir y asumirlo, darle cara y combatirlo día a día para buscar un horizonte sin razas, sin clases, sin especies y ni privilegios sexistas. Acá radica la agencia de los sujetos. Día a día un vegetariano o un vegano se enfrenta en su vida, en su casa a todos los incovenientes que tiene por transformar su dieta y su vida, tomando un posicionamiento que para muchos es algo que jamás podrían hacer. Día a día los hombres deberían plantearse en cómo el machismo los ha educado para ser privilegiados, cómo el sexismo ha calado fuerte en sus sexualidades y en sus placeres que los controla con programas como yingo, mekano o el porno patriarcal donde solo hay mujeres perfectas y sexo coital heterosexual, en fin, la tarea es desaprender lo que han heredado. Pero creo que esta discusión debieran darla más ellos que yo, pues yo no me eduque en eso. Aún así recalco, son les oprimides por el patriarcado los que se librarán de este, los que destruyen y construyen día a día en su cotidianidad un combate constante donde provocan a los demás con sus pelos, su estética gay, sus promiscuidades, con sus enfermedades cochinas con sus maquillajes monstruosas que nos cuestionan en la transfobia y otras fobias.

La sociedad es compleja y las relaciones de opresión y dominación que se ejercen y nos ejercen, también.

articuleeinContinuando, la solidaridad entre oprimidos solo es posible cuando asumimos que hay una lucha tan importante como la que muches le han dedicado la mayor parte a sus vidas, así lo que los anarquistas hacen a finales del siglo XIX en chile es este ejercicio, es solidarizar con la liberación de la mujer, es negar su posición de poder sin adueñarse de algo que no les atañe en tanto no es lo que les oprime. En la solidaridad esta la potencialidad del anarquismo, en plantearle a les sujetes un abanico de posibilidades para subvertir esta realidad, el rico debe tener alguna razón por la cual luchar y negar sus privilegios, los europeos –ricos o pobres- han ejercido dominación sobre el “nuevo mundo” y aun así han tenido razones para rebelarse, las corrientes de las cuales somos herederos son fruto de sistemas complejos, el proletariado surge a costa de la esclavitud en américa y no nos debemos sentirnos mal por eso, sino más bien debemos sumar fuerzas entre oprimidxs y explotadxs, entre voluntades que son capaces de sacrificar realidades y combatir día a día la opresión en todas sus formas. No secundaricemos las luchas, no cometamos los errores que los marxistas leninistas han llevado a cabo, quiero creer que la realidad de los cuerpos disidentes, de las mujeres hoy sería bastante diferente si hubiera habido un legado anarcofeminista frente a la propuesta patriarcal que levantó recabarren en el siglo XX, ayer no tuvimos continuadores, fueron perseguidos y les anarquistes de hoy somos los responsables de continuar, de construir la utopía ácrata, feminista, comunista, antiespecista, desracializada, ecológica, de ir en busca de la libertad de les oprimides y explotades del mundo.

PD: a todo aquel que se haga llamar a sí mismo anarquista y no solidarice con otras luchas no hegemónicas como la que me mueve a mi como el feminismo, o que mueve a otres compañeres como el antiespecismo y la descolonización a mi juicio no son mis “compas”. A estos también les combatiremos, les haremos caer su lógica revolucionaria predeterminada por tal o cual autor, porque como feminista ninguna ofensa sin respuesta, provenga del marxista o del anarquista.

BACK BASH!

1 Les feministas hemos sido varias veces clausuradas en la páginas del CRA. Por otra parte no olvidemos el lienzo de la marcha del día de la mujer en que el CRA dice algo así como: la lucha no es de género es de clase. En el lienzo se puede leer igualmente explotades, igualmente oprimedes, igualmente rebeldes, la frase anterior es la que me mueve a denunciar la invisibilización de la opresión patriarcal. Por otra parte abalar la violencia patriarcal me parece claramente machista, pues es esta misma la que se replica en todos los espacios privados, sean ricos o pobres, blancos o negros, veganos o carnacas. Link de la foto. https://www.facebook.com/252680101449629/photos/a.345509562166682.95899.252680101449629/345510225499949/?type=1&__mref=message_bubble .