Publicado en El Sol de la Cangalla, Edición Especial Mayo 2015
Por Grupo Anarquista Novena Ola

proyecto uctupus finalEl mega proyecto energético Octopus, ex Australis Power, hoy Bio Bio Genera, pretende instalar un gasoducto que trasladará gas licuado desde un terminal marítimo ubicado frente a las costas de Lirquén hasta Bulnes, con el objetivo de abastecer una futura planta termoeléctrica para la producción de energía térmica mediante el proceso de combustión.

En este sentido, el proyecto –aun en discusión – constaría con 3 aspectos a considerar: la construcción de un terminal marítimo, un gaseoducto y una termoeléctrica.

Revisemos uno a uno estos aspectos del proyecto:

Terminal marítimo: El gas, traído desde EE.UU será procesado transformando su estado de líquido a gaseoso para poder ser transportado a través de un gasoducto por la bahía (2 a 3 km) y luego en dirección a la termoeléctrica en Bulnes. Para su modificación se utilizará agua de mar, que será devuelta a la bahía modificada en temperatura (variación de 2° C respecto al promedio) y alterada en su PH natural.

Saltan a la luz las consecuencias de su construcción: daño medioambiental a la bahía y a los humedales circundantes (en especial al cordón de humedales Rocuant–Andalién-Paicavi), migración forzosa de especies endémicas junto a la potencial destrucción de la biodiversidad en la zona, daño económico-social a los pescadores artesanales, mariscadores/as y recolectoresas de Penco, Lirquén y Tomé y un total perjuicio turístico a las cocinerías de la zona.

Gasoducto: Si bien el gasoducto es el medio de transporte, sólo el hecho de pensar en que algo saliera mal resulta escalofriante. Los ejemplos hablan por sí solos: en Estados Unidos las explosiones han sido más recurrentes y la explosión en la cuidad de Connecticut el 2010 la más recordada. Ésta dejó un saldo de 50 muertos. En Taiwán, el año pasado, explotó un gasoducto de propano dejando al menos 24 muertos y 271 heridos. El caso más cercano nos llega de Argentina, donde un gaseoducto estalló dejando una “explosión tan potente que se sintió hasta en 20 kilómetros a la redonda. Hizo que varios autos volaran por el aire, con llamas de 30 metros de altura (PeriódicoEl Clarín –8 de agosto de 2014). Esta explosión dejó un muerto y decenas de heridos.

Si pensamos en esta zona como un territorio propenso a la actividad sísmica, la construcción de un gaseoducto podría traer trágicas consecuencias a la región.

manifestacion finalTermoeléctrica: La región conoce en carne propia los daños sociales y medioambientales que generan este tipo de energía a la población. El caso de Coronel resulta dramático (pues consta con dos termoeléctricas: Bocamina I y Bocamina II). Las termoeléctricas más allá de generar energía a intereses ajenos (grandes industrias mineras, principalmente), provoca daños irreparables para la población. Contaminación atmosférica, acústica e hídrica. Si pensamos que la termoeléctrica se construirá en una zona agrícola donde la escases de agua ya es un problema, las amenazas suman y siguen, pues se utilizarán aguas subterráneas para el proceso de combustión, secando las napas y contaminando los ríos y esteros aledaños.

La negra huella que deja este proyecto es tan oscura como el interés oculto tras el negocio energético. El interés del gran empresariado que controla la política económico – energética responde a una lógica de desarrollo que se limita a observar sus nefastas consecuencias, beneficiando el auge de un mínimo sector de la población en desmedro de la gran mayoría; y no solo el de la población, sino que también de nuestro entorno directo.

grupo novena ola
Grupo Anarquista Novena Ola