roto_chileno2

Yo soy el roto chileno
Hijo del indio araucano
Bravo, cual otro espartano
Prócer que la historia narra
Pero el mal me hincó su garra
Y fui un paria en mi nación.
Solo canta mi aflicción
El compás de mi guitarra.

Dos son las más grandes plagas
De parásitos sociales;
Los rentistas y los frailes,
Que en mi sangre se mantienen:
Lo mas infame que tienen
Es, que al roto abandonado,
Lo hacen guardián o soldado
Para que cuide sus bienes.

Dios y Patria son mentiras
Con que se engaña al obrero;
Los burgueses bandoleros
De la tierra se adueñaron,
Una vez que gobernaron
Me pregonan patriotismo;
Y con el mayo cinismo
Me asesinan y explotaron.

Para poder concluir
Tanto engaño y pauperismo,
Yo proclamo el Socialismo
Que destruye los tiranos;
Jornaleros y artesanos
Ya se han declarado en guerra,
Para hacer sobre la tierra
Todos los pueblos hermanos.

Con el pueblo libertado
No habrá frailes ni mandones,
Propietarios ni patrones
Que hacen al pobre su presa,
El trabajo y la riqueza
Se harán en cooperativa,
Por la libre iniciativa
Para toda humana empresa.

El bandido galoneado
No hará guardia al capital;
Destruyendo el arsenal
Concluirán los tiranos;
No habrá frontera ni arcanos
Para el victorioso obrero,
Cuando sea el mundo entero
Para todo ser humano.
¡A la huelga, pueblo obrero!
¡Ajusticia a tus verdugos!
Sacude el pesado yugo
Que hace penosa tu vida.
¡Guerra al rico y a sus guardias,
Al fraile y la autoridad!
Cuando solo habrá, igualdad
Cuando reine la Anarquía.

Escrito por Anónimo.

Publicado en El Surco N°19, septiembre de 2010.