¿QUE ES EL AMOR LIBRE?

Como una breve introducción explico que en este pequeño artículo hablo sólo del amor libre, digámosle en pareja, por llamarlo así, no obstante lo que realmente buscamos los anarquistas es liberar a todos los tipos de amor, de todo acto antinatural. Esta, si se me permite llamarlo así, clasificación del amor, es sólo para enfocar este artículo hacia el amor pasional (para no decir amor en pareja).

Todos hemos escuchado al menos una vez en nuestra vida estas dos palabras juntas ‘amor libre’, pero ¿qué es el amor libre? Existen varias definiciones o significados para este término ya que ha sufrido el desvirtúo conforme la historia avanza. Pero, la única y verdadera, es la definida por la teoría y práctica de la anarquía, ya que desde el surgimiento del pensamiento anarquista ha sido la base de éste en lo que se refiere a la práctica del amor pasional; otra causa por lo que el amor libre es condenado por los tontos.

Todos sabemos que el amor en una sociedad libre es para todos y cada uno de los miembros con exclusión de condiciones y características que vislumbran la desigualdad. Bueno el término de amor libre surge a mediados del siglo XIX (no es preciso), pero tomó fuerza a principios del siglo XX porque es profesado en estos años no sólo por los hombres sino también por las mujeres, claro libertarios.

Sin embargo a pesar de la fuerza que toma a inicios de los 1900, en los años 50’s a 80’s es cuando sufre el mayor daño debido al surgimiento de movimientos sociales de masas disolutos de esas épocas, porqué en realidad los seguidores de estos movimientos no sabían lo que el amor libre significa realmente, confundiéndolo con el amor adulterado practicado por los imbéciles.

Ahora sí, después de haber realizado estas pequeñas explicaciones. ¿Qué es el amor libre?: el amor libre es el amor en el que no hay intervención de ninguna institución social, política o religiosa para que este se desenvuelva, pues solamente depende de las personas involucradas y de los tratos, acuerdos o compromisos mutuos que ellas decidan adecuados para mantener su relación, así como para la conclusión de esta si no desean continuarla, sin que ninguno de los involucrados sea atado a la sumisión y control del otro. En pocas palabras y para concluir este párrafo, el amor libre considera a hombres y mujeres por igual en el desarrollo y práctica de la sexualidad y lógicamente también en el amor. Dando con esto plena libertad en la toma de decisiones conforme sus intereses en estos ámbitos lo soliciten.

Tenemos entendido que el amor libre no son actividades sexuales promiscuas y amor sin compromiso, porque para que exista amor debe de existir respeto, además si fuera así, esto ya no sería libertad sino libertinaje o libre albedrío en los cuales ya no existe responsabilidad por los actos. Esto no quiere decir que en una comunidad anarquista están circunscritos los encuentros sexuales o momentos de pasión, así como el amor, sino que están siendo libres al poder elegir, que es lo que se hace mediante el acuerdo mutuo de los individuos involucrados, sin contemplar dogma alguno.

El amor libre como ya lo mencione anteriormente no involucra acuerdos ajenos a los involucrados, uno de estos acuerdos mencionados es el que implantan las instituciones jurídicas, civiles y religiosas llamado matrimonio, en este, se otorgan derechos y obligaciones para cada una de las partes, así como también ordenan, sugieren u obligan que hacer con los hijos en caso de existir, dictando según estas el buen camino de la vida virtuosa. Estas instituciones lo único que están haciendo es decirnos cuando según ellas somos “libres” y cuando necesitamos que nos controlen porque somos estúpidos animales irracionales.

Por esto de liberar al amor de estas instituciones, es que esta práctica es mal vista en la sociedad de todas las épocas, pero es por el desconocimiento o ignorancia de lo que realmente significa el amor libre. Otro importante obstáculo para el amor libre es la sumisión de la mujer y que el hombre se siente superior, generando una enorme cantidad de diferencias en cuanto a las prácticas del amor y del sexo entre mujeres y hombres.

¿POR QUÉ AMOR LIBRE?

El instinto natural del ser humano por la supervivencia de la especie, nos lleva a sentir impulsos incontrolables obligándonos a buscar satisfacer nuestras necesidades reproductivas, sexuales y afectivas, siendo estos los mecanismos que utiliza nuestro instinto para asegurar la conservación de nuestra especie. Éstas son las causas que nos hacen sentir amor, como una respuesta conciente del ser humano hacia el instinto de la supervivencia.

Por la naturaleza de este impulso (amor), impulso inherente a la libertad de un ser libre, es que se rechaza todo lo que esté destinado a inhibir esa acción natural, pues crear reglas para controlar los actos reproductivos más primarios tiene por resultado propagar absurdos contra la libertad que nos da la naturaleza con el sólo hecho de formar parte de ella, libertad de seguir espontáneamente nuestros impulsos más integrales y fluidos hasta cumplir con su objetivo, limitar al amor es un crimen contra la humanidad, pues es inútil querer controlar lo único que no pierde su esencia de libertad, el amor. Sin embargo, hay quien pretende controlar la naturaleza, ¿cómo?, limitándola, degenerándola y finalmente destruyéndola.

La conciencia privativa del ser humano, es su esencia misma, y como tenemos la capacidad de raciocinio, somos libres y responsables por naturaleza. Y el amor libre tiene la responsabilidad de ser libre, libre y responsable. Concluyo: el amor es natural y la naturaleza es libre, por lo tanto el amor es libre.

“¡La Anarquía sin amor libre no es Anarquía!”

Escrito por Rodolfo Ruiz Reed

Tomado desde Grito y Libertad.