ENVIADO A NUESTRO CORREO.

Hace un par de semanas un grupo de compañerxs italianos fueron detenidxs en Florencia repartiendo panfletos contra la muerte de un inmigrante a manos de la policía. Los guardianes del orden insertaron esta detención dentro de una nueva operación represiva contra compañerxs
anarquistas. En medio de los operativos, con allanamientos a casas y confiscación de objetos personales, la policía intervino y plagió los correos electrónicos de los blogs Parolearmate, Culmine e Iconoclasta y acusó a Algunxs compas de delitos subversivos. Desde nuestra pequeña trinchera de propaganda les enviamos nuestro apoyo a lxs compas investigados y a nuestrxs hermanxs de Culmine y los demás espacios virtuales intervenidos, gracias a los cuales podemos enterarnos de lo que hacen y piensan otrxs compas de tierras lejanas y compartir con ellxs nuestras reflexiones sobre el contexto de lucha en nuestro territorio. Sabemos que más pronto que tarde, con el mismo u otro proyecto, les tendremos de vuelta.

Por nuestra parte, nos negamos a subestimar a la propaganda impresa como una herramienta de bajo riesgo en el accionar contra la autoridad. Para nosotrxs toda forma de acción que divulgue ideas antiautoritarias es un aporte a la lucha y un gesto de insumisión contra el poder. Puede ser que ante las leyes del enemigo no sea lo mismo editar un boletín antiautoritario que colocar un artefacto explosivo, pero sí queremos dejar claro que el poder se esfuerza cada día más por vincular entre sí este tipo de actos por su contenido. Pasó en Septiembre de 2008 cuando se intentó aplicar la Ley de Seguridad del Estado – acusándolxs de “apología de la violencia”- contra tres jóvenes que fueron sorprendidxs pegando en la calle afiches que llamaban a atacar a la policía; algo parecido pasó y está pasando con lxs compañerxs del “Caso Bombas”, donde libros y boletines son parte de las “evidencias” con que la fiscalía intenta acusarlxs de participar en la colocación de artefactos explosivos. Otros ejemplos sobran en Chile y el mundo. Lo valorable es asumir los riesgos y el desafío de continuar propagando y haciendo circular nuestras ideas. Si algo hemos aprendido en nuestro caminar, es que la difusión de ideas antiautoritarias es un campo de acción tremendamente importante en el enfrentamiento con el poder. En ese sentido, la propaganda escrita puede apuntar tanto a compañerxs como a quienes se suele denominar “la gente”. También hay compañerxs que eligen utilizar los ataques directos contra símbolos del poder como forma de propaganda.Otrxs consideramos que también nuestros actos cotidianos son también un terreno de propaganda donde demostramos cuan antiautoritarixs (o no) somos realmente. Pero el terreno de nuestro día no nos basta y como grupo dedicado a la propaganda impresa, hemos elegido dirigir nuestras reflexiones hacia el entorno de “compañeros”, para afilar nuestras posiciones por medio de la tensión constante de nuestras ideas y prácticas. Sin embargo creemos que también hay que potenciar otras instancias de agitación que apunten a un público más amplio.. Decimos eso porque nosotrxs no nacimos insurrectxs, sino que hasta hoy nos hemos ido forjado en continua interacción y ruptura con la sociedad y en el contacto con las ideas de lucha contra el poder. Por eso creemos que otrxs también pueden asumir una posición activa en esta lucha y comenzar a ejercer su libertad y recuperar sus vidas. No queremos convencer a nadie, pero tampoco nos interesa ser los únicos “convencidos”, por eso propagamos la tensión permanente con esta sociedad y su forma de vida sumisa y alienada. Odiamos esta sociedad que los poderosos crearon y a las masas que les obedecen y reproducen su poder. No creemos que lxs explotadxs sean nuestrxs compañerxs solo por el hecho de estar oprimidxs, pero tampoco les condenamos a priori como enemigxs pues solo en la presente y constante agudización de la guerra social cada individux va evidenciando su posición.

Por eso animamos a todxs los compañerxs a multiplicar la propaganda anárquica antiautoritaria impresa, dejando las excusas y comenzando a actuar en grupo o de manera individual. Se necesita más creatividad y objetivos claros que medios económicos para crear, imprimir o fotocopiar panfletos, fanzines, boletines, afiches, etc. Haciendo vamos aprendiendo, y reflexionando y actuando de manera autónoma y horizontal construimos en la acción contra el dominiolas formas de vida y de relaciones antiautoritarias que nos permiten saborear en el presente la anarquía y la libertad.

Sin Banderas Ni Fronteras, Abril 2012.