El jueves, 29 de marzo, por la noche, por orden de la fiscalía de Perugia y la fiscal Manuela Comodi, se efectuaron diversos redadas contra 4 anarquistas en varias ciudades (Pisa, Ravenna, Génova, etc.); se movilizaron diversas fuerzas de los carabinieros, entre ellas, la Sección Anticriminal.

A las 04:05, 6 carabinieros allanaron mi casa (2 locales, 2 ROS y 2 de la, ya nombrada, Sección Anticriminal), en búsqueda de material documental, material útil para el montaje de paquetes explosivos y cosas similares. Todo esto sucediódebido a mis relaciones de afinidad con lxs compas de Culmine y con mi compa involucrado conmigo en el proyecto ParoleArmate. Durante la redada, los maderos comentaban de una manera sarcástica todo lo que iban encontrando, algo que no hacía másque aumentar mi sentimiento de náusea, de odio y de repugnancia hacia ellos. de Bolonia y la unidad ROS Anti-subersión e Investigaciones Técnicas de Roma.

Después de 3 horas de buscar y hurgar, volvieron a la comisaría con dos cajas llenas de material (una de ellas me sería devuelta inmediatamente, mientras que la otra quedó a su disposición, considerada útil para los fines de las investigaciones). Lo confiscaron todo: un ordenador, 3 teléfonos móviles, unos 40 libros, folletos, panfletos, cartas (con especial atención al material sobre lxs compas de la Conspiración de Células del Fuego, que consistía en dos cartas y algunos panfletos), un par de guantes, viejas hojas de papel escritas a mano y cosas parecidas).

Esa misma mañana, me vi obligado a irme a la comisaría provincial de los carabinieros, donde me dieron el informe de búsqueda y confiscación; sin embargo, en ese momento, descubrí que fui el único de los 4 buscados que no quedaría bajo
investigación. Los artículos de los que se acusa a mis compas son: 110, 112, 270bis y 280. Esta operación no es más que otro intento de reprimir e intimidar a resistentes y rebeldes, tratando apagar el fuego anarquista y revoltoso que arde dentro de nosostrxs. Es inútil decir que no han tenido, ni de lejos, éxito en su intento.

Continuamos en el no camino de las llamas y el odio, sin retroceder ni un milímetro. Se arman las palabras, los pensamientos y las manos; concretamos nuestra rabia, nuestro deseo y la necesidad de destrucción. Atacamos. Un cómplice abrazo de fuego a todxs lxs compas perseguidxs y a todxs lxs afines que han mostrado su cercanía y solidaridad, entre ellxs, lxs compas de Edizione Cerbero y lxs compas de la Conspiración de Células del Fuego. Que el incendio de la insurreción anarquista arda y se extienda desde el corazón y los ojos de lxs indomables del mundo entero hasta las calles de ciudades y metrópolis, a pesar de todos los intentos de frenarlo y extinguirlo.

Por eso, me uno al grito de mis compas:

¡VIVA LA ANARQUÍA!
¡RUGUE LA PÓLVORA Y DESTRUYEN LAS LLAMAS!

Tomo, 2 de abril de 2012, al Culmine de la Nada

Nota de EL SOL ÁCRATA: Este texto fue enviado a nuestro correo hace unas semanas, pero debido a problemas en nuestro mail, no lo habíamos podido leer, por lo cual  pedimos disculpas por no haber publicado este texto en el momento oportuno. Ya tiene  2 semanas de antigüedad esta carta, sin embargo pensamos que había que  publicarlo para  no olvidar el difícil momento que estan viviendo nuestrxs compañerxs en la lejana Italia. Salud!